Club Ringo

Historia

Esta historia comienza, cuando un grupo de amigos encabezados por Gonzalo Valenzuela, un gran entusiasta de la práctica del boxeo, y movidos por las ganas de generar un cambio en la calidad de vida, decidió en marzo del año 2015, juntarse a entrenar todos los martes y jueves al alba con el profesor Christian “Sensei” Farías en la azotea de su departamento.

Meses más tarde, ganándole al invierno y al sueño, este grupo que partió en forma reducida se fue acrecentando cada vez más a tal punto de practicamente no dar abasto en el lugar. Todos movidos por los grandes beneficios que esta disciplina entrega: compañerismo, condición física y sicológica.. y quizá la más íntima: una energía desbordante para enfrentar el día y los demonios particulares de cada uno.



Asombrados por la gran convocatoria y entusiasmo se fue plasmando la idea de poner un lugar que combinara la técnica del boxeo con el acondicionamiento físico. Así fue que se sumaron grandes colegas y amigos de la vida como Diego Muñoz y Nicolás Bottinelli, además de Alberto Rengifo, quien ya contaba con experiencia en el manejo de lugares similares.

 

Los socios se pusieron a trabajar fuertemente en el concepto y lugar para llevar a cabo esta idea, que por nombre llevaría Ringo, en honor al mítico boxeador argentino Oscar “Ringo” Bonavena y como un homenaje a un pequeño angelito llamando Ringo Valenzuela.

 

Para crear una metodología de entrenamiento contactaron a Carlos “Charly” Rodriguez, costarricense radicado en Argentina y uno de los más respetados entrenadores de boxeo de Latinoamérica (y quien había entrenado personalmente a GV en Argentina), al reconocido personal trainner Jorge Cossio y a Claudio Pardo, entrenador y manager de la campeona mundial chilena Carolina “Crespita” Rodríguez.

Tiempo después, Club Ringo abre sus puertas para que sean muchos más los que experimenten la misma motivación que sintió ese grupo de amigos en esa azotea al ponerse por primera vez los guantes y las vendas.

El lugar y su entorno


Uno de los temas primordiales en la concepción de Ringo era el lugar donde estaría ubicado. Después de barajar varias opciones, se encontró un lugar propicio por características y ubicación: El centro Vida Parque ubicado en el Parque Araucano, en la comuna de Las Condes.

El aspecto de subterráneo fue un elemento que hizo click de inmediato para comenzar a dibujar las primeras líneas de lo que sería este Club…. que conceptualmente sería un CLUB no un gimnasio.

El diseño fue encomendado a las arquitectas Rosario Muñoz y Paloma Sánchez quienes de inmediato entendieron la idea de lo que se quería plasmar: un lugar inspirado en los clubes neoyorquinos que nacieron después de la segunda mitad del siglo XX.

Hoy esa mezcla de look industrial pero prolijo es lo que se puede encontrar en Ringo. Su ubicación es privilegiada: cuenta con uno de los parques mejor cuidados de Santiago, con el metro Manquehue a pocos pasos  y colindante a uno de los centros urbanísticos más explosivos de los últimos años.

Vida Parque, además, se ha transformado en un gran polo deportivo y gastronómico, lo que genera una gran oferta integral para todos los que lo visitan.


Club RingoClub Ringo